VILLA PETRARIA Y EL POBLAMIENTO ROMANO

Los vestigios de la cultura romana en Petrer los tenemos repartidos en varios yacimientos del término municipal, y se fechan entre los siglos I y VI d. C. Podemos destacar la villa que consideramos como el origen urbano de Petrer: Villa Petraria. Este asentamiento rural era la lujosa residencia del propietario, con sus propias termas, al tiempo que la finca de producción agropecuaria (aceite, vino y cereal) y un taller alfarero de elaboración de tejas y ladrillos, conservándose un horno de los cuatro documentados. La pieza más importante de esta villa es el mosaico polícromo con decoración geométrica datado en el siglo IV d. C., que apareció casualmente en 1975.

PIEZAS DESTACADAS

Mosáico
Dos fragmentos de mosaico policromado realizado con teselas y con distintos motivos geométricos, cuya composición se adapta al espacio donde estaba colocado. El fragmento de mayor tamaño presenta octógonos entrelazados, formando cuatro hexágonos alargados que rodean por los cuatro lados a un cuadrado que queda como centro de la composición. Estas fi guras encierran en su interior motivos similares pero de dimensiones más pequeñas y cambiando el color de las teselas. El segundo fragmento contiene una parte similar a la anterior y otra constituida por círculos secantes, dividido cada uno en cuatro husos y un rombo de lados cóncavos en el centro. Las dos composiciones están separadas por un ribete con forma de trenza. El mosaico estaba enmarcado por una cenefa de triángulos isósceles. Las líneas que delimitan estos motivos están formadas por teselas negras; las fi guras son de color amarillo y rojo, y el fondo es de color blanco y beis.
Bajo Imperio (mediados siglo IV – primera mitad siglo V d. C.).
Dimensiones: Fragmento mayor: Long.: 420 cm.; Alt.: 196 cm. Fragmento menor: Long.: 108 cm.; Alt.: 284 cm.