refugio_3

Se abre la entrada meridional del refugio de la plaza de Baix

Hace unos días se iniciaron los trabajos arqueológicos que permitirán acceder al refugio de la plaza de Baix por la entrada occidental, la que está más próxima al edificio del Ayuntamiento y que apareció en las excavaciones precedentes centradas en la recuperación de Villa Petraria. En esta ocasión se pretende la limpieza y documentación del refugio de la Guerra Civil por este acceso, ya que hace aproximadamente un año se intentó el acceso por la entrada septentrional, la más pegada a la iglesia de San Bartolomé, pero se comprobó cómo no se terminó y, además, estaba colapsado por el hundimiento de la bóveda.

Esta intervención dirigida por los técnicos del Museo Arqueológico y Etnológico Dámaso Navarro, cuenta con una subvención de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática para actividades relacionadas con la memoria histórica en el año 2022.

Junto a esta intervención la subvención también se empleará para la retirada de los símbolos franquistas que todavía quedan en las fachadas de algunos edificios.

Refugio1

Finaliza la excavación del refugio de la plaza de Baix debido a desprendimientos del terreno

El refugio antiaéreo de la Guerra Civil existente en la plaza de Baix no podrá recuperarse ni musealizarse en su totalidad para hacerlo visitable tal y como se tenía previsto. Así lo han anunciado esta mañana el concejal de Cultura y Patrimonio, Fernando Portillo, y el director del Museo Dámaso Navarro, Fernando E. Tendero.

Portillo ha explicado que en el transcurso de la excavación arqueológica efectuada para despejar el acceso al refugio, se comprobó cómo una parte de la galería estaba colapsada debido a la acción de las raíces de los árboles, “lo que dificultaba la continuación porque existe una gran peligrosidad para los trabajadores, lo que nos ha llevado a desistir”.

Por su parte, Fernando E. Tendero ha recordado que los trabajos arqueológicos comenzaron a comienzos de julio en la zona donde “teníamos referencias bastante acertadas desde el año 2006 de dónde podía encontrarse la entrada al refugio, y entonces fuimos a tiro hecho para localizarla”. Los primeros días se intervino con una excavadora giratoria y posteriormente, por la profundidad que iba alcanzando la excavación, con medios manuales. Hasta la paralización de los trabajos se han sacado a la luz tres tramos de escaleras, alcanzando una profundidad de 7-8 metros desde el nivel de la calle. “Todavía nos quedaría mucho para poder alcanzar galería, si tenemos en cuenta que el refugio de la Ciudad sin Ley está a unos 12-15 metros de profundidad”, ha indicado el director.

Debido a esta situación, desde la concejalía de Urbanismo ya se está estudiando la mejor forma para integrar los tres tramos de escaleras descubiertos y la entrada del refugio en el proyecto previsto de remodelación de la plaza de Baix. “Lo que nos gustaría es hacer algo parecido a lo que se hizo en su día con el horno romano en la calle La Fuente, que es visible a través de un suelo de cristal pisable. Estamos trabajando para que se pueda hacer alguna intervención de ese tipo para valorizar estos restos arqueológicos con tanto valor para la ciudad”, ha subrayado el edil.