LA CULTURA IBÉRICA EN PETRER

La cultura ibérica surgió del contacto de la población autóctona situada en la costa mediterránea peninsular con las civilizaciones fenicia y griega. Los poblados que conocemos en Petrer pertenecieron al territorio de la Contestania, fechados en el periodo ibérico antiguo y pleno (s. VI–IV a. C.) y dedicados a la agricultura y la ganadería. El Chorrillo fue el de mayores dimensiones, localizado junto al río Vinalopó. Allí se encontró a comienzos del siglo XX la escultura de un toro postrado, hoy en día desaparecido. Otra pieza singular recuperada de esta cultura es el exvoto de bronce que nos informa de la religiosidad ibérica.

PIEZAS DESTACADAS

Exvoto
Figura antropomorfa de bronce, elaborada en bulto redondo mediante un molde. Representa un hombre de pie, vestido con túnica corta.
La cabeza podría estar cubierta por un bonete que cubre el cabello o bien tonsurada. Se conservan los brazos hasta la altura de los codos y el pie derecho está inclinado al interior.
Época ibérica (siglo IV – siglo II a. C.)
Dimensiones: Long.: 1,5 cm.; Anch.: 3,3 cm.;
Alt.: 8,3 cm.